En los Estados Unidos, la tasa de desempleo está en su punto más bajo en casi cincuenta años. Como resultado, la necesidad de automatizar la recolección de basura es urgente. En los EE. UU., Donde el 38% de la fuerza laboral manufacturera mueve partes entre contenedores y máquinas de fabricación, 500,000 empleos permanecen sin cubrir.

Se dice que la recolección de basura es el "santo grial" de la automatización robótica, y se nota dentro de los círculos de automatización. Cada feria que se dedica a la fabricación y la automatización tiene nuevas empresas que afirman haber resuelto finalmente el rompecabezas. La recolección de basura con robots 3D está despegando en todo el país con nuevas ideas a un ritmo creciente, ya que está llenando un nicho dentro de la industria.

“Muchos fabricantes necesitan acomodar piezas fundidas, procesos de mecanizado, componentes con diferentes formas y tamaños, componentes automotrices que provienen de muchos proveedores diferentes y piezas industriales pesadas. Esto hace que sea muy difícil colocar piezas en bandejas u otros arreglos ordenados que puedan simplificar las operaciones de recoger y colocar ”, dice Ben Sagan, gerente de desarrollo comercial para robótica en Mitsubishi Electric.

Las empresas de logística como Amazon se enfrentan a situaciones similares, ya que empaquetan diferentes productos de diversas formas y tamaños para el consumidor.

Las múltiples partes en estos procesos a menudo se ubican en contenedores con poco orden de orientación. Esto requiere sistemas robóticos flexibles que puedan adaptarse a la gran variedad en forma, tamaño y posición del producto. La combinación de visión 3D con tecnología robótica puede ser la solución más rentable para este problema.
Se utilizan robots 3D:

Para automatizar la recolección de basura
Para evitar el exceso de costos de embalaje.
Para garantizar una salida alta y constante (de cuatro a 12 segundos por pieza seleccionada, dependiendo del tamaño del robot, la configuración general y el uso o no, del escaneo de tareas en segundo plano, etc.).
Para garantizar un posicionamiento preciso y repetible de las piezas recogidas (alrededor de 0.1 a 0.5 mm dependiendo del tamaño de las piezas).
Para garantizar la no colisión de la pieza con su entorno durante el picking.
El proceso completo de selección de contenedores consta de tres pasos sucesivos. Una vez que el robot ha determinado la parte, se realiza cada uno de los siguientes tres pasos:

Digitalización: el sistema de visión 3D escanea el espacio de trabajo real en forma de una nube de puntos
Localización: el algoritmo de cálculo localiza la mejor parte para recoger de estas mediciones 3D. Para garantizar una selección correcta por parte del robot, las posibles áreas de superposición de otra pieza de trabajo se simulan en 3D mediante la construcción de un espacio de trabajo virtual.
Selección: el robot recibe la posición y orientación de la pieza a alcanzar, junto con una "elección" de pinzas entre la gama de estrategias de agarre que el robot ha "aprendido". El programa del robot luego elige estas estrategias en función de sus restricciones, es decir, accesibilidad, singularidades, etc.
Estos sistemas generalmente consisten en múltiples cámaras montadas en diferentes ubicaciones o uno o más sensores de colocación láser para triangular la posición del objeto. Las cámaras ven la línea desde diferentes ángulos. La desviación de la línea representa variaciones de forma. Múltiples escaneos se ensamblan en una nube de puntos de datos, lo que permite que el robot aprenda formas y orientación de piezas desde diferentes puntos de datos en el espacio.

Aunque la recolección de basura con robots 3D todavía está en pañales en términos de adopción, la mayoría de los expertos anticipan un rápido crecimiento. En Universe Optics ofrecemos una gran variedad de lentes de precisión que se pueden adaptar para adaptarse a su robot en particular. Si necesita una lente con diferentes especificaciones, trabajaremos con su equipo de diseño para garantizar que nuestra lente satisfaga sus necesidades.